Los Bomberos de la Generalitat centran este lunes los esfuerzos en el flanco derecho del incendio de Vall-llobrega (Girona), que no está estabilizado y que afecta a una superficie provisional de 307 hectáreas.
En declaraciones a los medios en el centro de mando de Vall-llobrega, el delegado de Interior en Girona, Albert Ballesta, ha asegurado que el fuego no avanza, pero que "mientras continúe habiendo llama, no se puede dar por estabilizado".
Ballesta ha asegurado que la zona más "delicada" para las labores de extinción es el Puig Cargol, por la densidad del bosque y la pendiente
Una sesentena de dotaciones trabajan en las labores de extinción tras la incorporación durante la mañana de los medios aéreos --dos helicópteros, dos aviones de vigilancia y ataque y dos hidroaviones del Ministerio de Agricultura, que enviará un tercero--.
Además de las dotaciones de Bomberos, también trabajan en el fuego una treintena de patrullas de los Mossos d'Esquadra y las policías locales de Calonge y Palamós.
Respecto a las causas del incendio, Ballesta ha afirmado que los agentes rurales ya trabajan y que durante la jornada podrán contrastar la hipótesis de que el origen pudo ser un fuego mal apagado en una zona de vegetación seca.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                                                 Publicado :17 / 03 / 2014 (EUROPA PRESS)