Un total de 30 efectivos del cuerpo de bomberos del Equipo de Respuesta Inmediata de la Comunidad (ERICAM) ha participado esta semana en el simulacro de gran catástrofe por terremoto en Valencia y que finaliza este jueves, según ha informado el Gobierno regional en un comunicado.
A esos efectivos hay que sumar cinco miembros del personal sanitario SUMMA, del Centro de Emergencias 112 y equipos de búsqueda canina. En el simulacro ha estado presente además el director general de Protección Ciudadana, José Antonio Pérez Sánchez, en representación de la Consejería de Presidencia, Justicia y Portavocía del Gobierno de la Comunidad de Madrid.
El simulacro Gamma 'Luñol 2014', en el que han participado 3.000 personas, ha sido organizado por la Unidad Militar de Emergencias (UME) y ha consistido en la recreación de una gran catástrofe ocasionada por un supuesto seísmo de gran magnitud 6,3 grados en la escala Ritcher, que afectó a toda la comarca, y cuyo epicentro se localiza en una ficticia localidad a la que se nombró como Luñol.
El terremoto ficticio se produjo durante la madrugada del pasado 31 de marzo, lo que hizo que numerosos edificios terminasen destruidos y que, debido a la hora a la que ocurrió la falsa desgracia, muchas personas resultasen atrapadas bajo los escombros y precisasen rescate. Además, se incluía que dos plantas químicas y una central hidroeléctrica ubicadas en la comarca sufrieran daños de consideración.
El objetivo del ejercicio, que ha estado calificado como de emergencia de interés nacional (nivel 3), es verificar las capacidades de respuesta de todos los intervinientes en situaciones límite y poner en práctica los procedimientos de coordinación y colaboración entre unidades de las Fuerzas Armadas, UME y servicios de rescate, contemplados en los planes estatales de Protección Civil.
El operativo de Luñol fue planeado y dirigido por el cuartel general de la UME, con sede en la base aérea de Torrejón de Ardoz y coordinado conjuntamente con todos los organismos nacionales implicados en la gestión de emergencias y otras entidades. Entre ellas, representantes de Protección Civil de la Unión Europea, de la OEA y observadores y personal técnico de países del Área Mediterránea.
El ERICAM, que cuenta con un equipo de alerta los 365 días del año integrado por un mínimo de 24 profesionales, cuenta con sanitarios del SUMMA y emergencias 112 y
equipos de búsqueda canina, así como material de intervención en catástrofes y logística. Ha intervenido en incendios forestales de gran magnitud, como los ocurridos en Segovia, Valencia y Guadalajara (2008), Teruel y Ávila (2009), y ha prestado socorro en los terremotos de Haití y Chile (2010) y Lorca (2011).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                                                                                                          Publicado: 03 / 04 / 2014 (Europa press)