Doble susto el que se produjo ayer en Ayala, un incendio y un aparatoso accidente de tráfico, aunque por fortuna sin consecuencias personales en ninguno de los dos casos. Un camión de los Bomberos del Consorcio de la cuadrilla volcó sobre la calzada cuando se dirigía a sofocar un fuego producido en un caserío de la comarca. Los hechos tuvieron lugar alrededor de las 13.30 horas en la carretera A-3624, poco después de que los Bomberos recibiesen el aviso de que se estaba produciendo ese incendio.

     Hacia el lugar se dirigieron varias unidades del cuerpo, entre ellos un camión que abría la comitiva. En un momento dado, y debido a la estrechez de la carretera, éste volcó precipitándose sobre la finca anexa a la calzada. Pese a la aparatosidad del siniestro, no se registraron daños personales, tal y como confirmó Alberto, uno de los dos bomberos ocupantes del vehículo del retén laudioarra. "Es una carretera muy estrecha y nos hemos salido hacia la derecha. La hierba estaba muy blanda con la lluvia y hemos acabado volcando", explicó el afectado.

      El resto de bomberos que formaba la expedición ayudó a los dos afectados a salir del camión, que quedó volcado sobre la finca, donde también se desplazaron varios efectivos sanitarios. No obstante, los profesionales se reincorporaron de inmediato a su labor acudiendo junto al resto de sus compañeros al caserío donde se había desatado el fuego. "Hemos salido rápidamente y con el resto hacia el caserío", advirtió el bombero.

 

            Al llegar allí, llegó la segunda buena noticia de la tarde, porque el incendio, que se había originado en una chimenea de la vivienda, no había generado excesivos daños y pudo ser sofocado rápidamente. Ninguno de los vecinos del caserío y el entorno sufrió tampoco daños personales. -

 

Fuente: www.noticiasdealava.com
Foto de archivo                                                                                                                                               Publicado : 10 / 02 / 2014