El incendio en la céntrica calle Oliva generó una intensa humareda, lo que provocó cierta alarma, pero se saldó con daños leves

 

Bomberos y Policía Local, durante su intervención en la calle Oliva. // Rafa Vázquez
 
        Los Bomberos de Pontevedra acudieron a primera hora de la mañana de este martes a sofocar un incendio en el edificio número 27 de la calle Oliva, cuyo origen estuvo en una hoguera que encendieron unos obreros que trabajaban en el inmueble para calentarse ante las bajas temperaturas.

Según han indicado fuentes de la Policía Local, el inmueble, en cuyo bajo se encuentra el establecimiento de confección Los Telares, estaba siendo reformado en sus pisos superiores y allí se produjo el fuego.

Estas mismas fuentes policiales señalaron que fueron los obreros quienes prendieron una pequeña hoguera para calentarse y ésta se propagó por uno de los pisos, provocando una gran humareda. Los bomberos aseguraron que el incendio no fue de grandes proporciones y lo pudieron apagar sin mayores complicaciones, siendo únicamente destacable la alarma que se generó por el intenso humo que salía del inmueble. Además, el conocido establecimiento comercial todavía no había abierto sus puertas y pudo después continuar con su actividad con total normalidad. Los daños, según indicaron los bomberos, fueron escasos.

Estos trabajadores no quisieron aclarar las circunstancias concretas del suceso y declinaron hacer declaraciones mientras permanecían junto a los agentes municipales a la espera de redactar un informe sobre lo sucedido.

La llamada a los bomberos se produjo minutos antes de las 9,00 horas. La Policía Local desvió el tráfico por las calles aledañas mientras se desarrolló la intervención, que obligó a cortar la calle al tránsito rodado, aunque no al peatonal.

El incendio trajo a la mente de muchos pontevedreses el que se produjo hace dos años, en marzo de 2012, en el comercio situado justo enfrente del inmueble que ayer se vio afectado por las llamas, una perfumería. En aquel fuego los bomberos tardaron casi cinco horas en extinguir las llamas que calcinaron la tienda y el almacén de este establecimiento. En este caso el origen del fuego se localizó en un cortocircuito.

 

 

                                                                                                                                                                         Publicado : 11 / 02 / 2014