El Partido Socialista ha advertido que la nueva Ley de Administración Local promovida por el PP compromete, entre otros servicios en los que participan los ayuntamientos, el que ahora presta el Consorcio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamento (Cpeis). Este era uno de los ejemplos expuestos por la formación opositora para razonar su rechazo a esta reforma local promovida por el PP.
Alcaldes de los más de 80 municipios gobernados por el PSOE, junto a concejales de otros en los que está en la oposición, se han reunido en Toledo para coordinar su rechazo a la reforma local. Esta se estructurará en mociones por las que intentarán que el máximo número de ayuntamientos posibles se sumen a un conflicto de competencias ante el Tribunal Constitucional.
      

       La situación futura del Cpeis con la reforma ha sido expuesta por el secretario de Política Local del PSOE de Toledo y alcalde de Villacañas, que ya se ha adelantado al resto de sus correligionarios a la hora de acudir al TC. Santiago García Aranda ha manifestado que la reforma pone fin «a una atribución que los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes habían asumido, como la participación en un Consorcio de Extinción de Incendios». Señaló que la nueva ley «despoja a los municipios de cualquier responsabilidad en la extinción de incendios». García Aranda  expuso así que los ayuntamientos  podrían desentenderse de financiar el servicio provincial de bomberos, citando como muestra lo que afirmó que ocurre en la vecina provincia de Ciudad Real. Aquí remarcó que consistorios gobernados por el PP han manifestado a la Diputación ciudadrealeña que dejarán de pagar las cuotas a su Consorcio de Bomberos al entender que la reforma local les impide pagar por servicios que no son de su entera competencia.
      Si se traduce lo que explica el regidor villacañero al plano toledano, sólo habría dos poblaciones de las ahora asociadas al Consorcio obligadas a seguir financiándolo por superar los 20.000 habitantes: Illescas y Seseña. Sus vecinos sólo equivalen al 8,6 por ciento de los aproximadamente 520.000 empadronados en la provincia que ahora dependen del Cpeis ante cualquier emergencia. Únicamente Toledo, Talavera y Ocaña tienen parques municipales de bomberos.

Los socialistas denuncian que la nueva Ley de Administración Local impide a municipios de menos de 20.000 habitantes, la mayoría de los de Toledo, cofinanciar un servicio de bomberos provincial

La ley del «perro del hortelano».

A esto, los socialistas suman la desaparición de competencias municipales en materias tan sensibles como Consumo, a través de las conocidas OMIC, y Servicios Sociales, aunque en este último caso la retirada de los ayuntamientos se retrasa hasta el final de 2015. El PSOE ve tras esto una maniobra para evitar que el fin de los servicios sociales municipales influya en las elecciones municipales del año que viene.
El secretario provincial del PSOE, Álvaro Gutiérrez, tildaba la reforma local como «la ley del perro del hortelano», al entender que socava la autonomía municipal sin explicar quien se hará cargo de las competencias que se retiran a los consistorios. Por ello, avanzó que estos servicios serán privatizados, por lo que auguró «una peor calidad en los servicios» ya que serán «menos eficientes y más caros».

 

 

                                                                                                                                                                                                                               Publicado : 23 / 02 / 2014